ENTREGA INMEDIATA | GRATIS EN PENÍNSULA
699 44 52 50 info@zonawine.com

Tener una pequeña bodega en casa no es algo descabellado. Ya que, los botelleros pueden adaptarse al espacio del que se disponga y no necesitan de una grandísima inversión.

Solo con una vinoteca climatizada y alguna estantería especial para botellas ya puede comenzarse esta aventura que dará muchos placeres a los verdaderos amantes del vino.

¿Cuáles son las principales ventajas de tener una bodega en casa?

Las ventajas de tener una bodega en casa son innegables para cualquier amante del vino. Estas son algunas de las más señaladas.

  • Tener tus vinos en las mejores condiciones. Algunos vinos necesitan de una temperatura muy concreta para poder dar su mejor sabor o estar tumbados y alejados de la luz del sol. En una bodega en casa se pueden crear las condiciones necesarias para que los vinos se guarden en las mejores condiciones.
  • Disfrutar el placer de elegir una botella para cada ocasión. No habrá que limitarse a la botella que se ha comprado por no tener un espacio para guardarlas. Cada vez que haya que abrir una botella, se podrá pasar por ese fantástico ritual que consiste en escoger cuidadosamente el caldo adecuado para la ocasión. Y tras repasar varias etiquetas más por placer que por necesidad, abrir la que resulta más adecuada.
  • Un lugar para recibir a los amigos. Si se cuenta con una bodega en casa siempre es buena ocasión para invitar a amigos y disfrutar con ellos de un buen vino. Es bien sabido que el vino, aunque puede disfrutarse a solas, siempre sabe mejor en compañía. Juntarse con los amigos a tomar algo y disfrutar de un vino en casa mientras se charla, se ve una película o se ve un acontecimiento deportivo es una maravillosa experiencia.
  • Evitar tener que pagar más por lo mismo. Las personas que aman de verdad el vino saben que irse a disfrutar de unas copas con los amigos es un placer que puede llegar a salir muy caro, sobre todo si se quiere disfrutar de vinos de muy buena calidad. Aunque las botellas de buen vino no salen baratas, consumirlas en casa puede hacer que se pague incluso menos de la mitad que cuando se toman copas sueltas en locales.
  • Invertir en botellas que suben de valor: Los amantes del vino saben que en algunas ocasiones el vino no es solo un placer para paladear, también es una inversión. Por eso, algunas de las botellas que se compran no son para tomar, sino para volver a vender por más precio y para poder hacerlo, deben de ser conservadas en las mejores condiciones para que no acaben dañadas. Una inversión muy habitual entre los amantes del vino.

¿Dónde se puede instalar una bodega en casa?

No es necesario tener una mansión para contar con una bodega en casa. Y si por el espacio puede resultar no te gusta llamar bodega al hueco en el que se ha incluido este elemento, siempre le puedes cambiar el nombre por rincón etnológico y todavía sonará más chic y sofisticado.

  • Un mueble bar en el salón. Los mueble bares fueron muy populares en los años sesenta y setenta. Incluso en los ochenta se podía ver alguna casa con barra de bar en el salón. Si te gusta puedes copiar esta estética, el salón es un lugar muy adecuado para crear un espacio de disfrute del vino, ya que, con los muebles adecuados puedes almacenar las botellas cómodamente y tener un salón bien amueblado. Esto es, además, muy decorativo y estético.
  • Un rincón en la cocina. A veces el rincón etnológico o la bodega se ver reducida a una vinoteca climatizada de pequeño tamaño en la cocina. Seguramente no haya espacio para muchas botellas, pero sí para las suficientes como para poder disfrutar del vino con tu familia y amigos en las mejores condiciones.
  • Aprovecha una despensa o un armario empotrado. Las despensas o armarios empotrados en un pasillo o en una sala de estar pueden ser suficientes para, con una pequeña reforma, convertirlos en una bonita bodega con sitio para las botellas que necesiten estar a temperatura ambiente o fría. Abrir esa puerta será toda una sorpresa para cualquier invitado.
  • Convierte un dormitorio que no se utiliza. Para los más sibaritas, que quieran un lugar muy especial para toda su colección de vino, una solución es crear una habitación específica para ello. Un dormitorio que no se utilice puede ser el lugar perfecto para instalar estanterías para las botellas, para contar con armarios climatizados y para poder disponer de una mesa y sillas para poder degustar la bebida cómodamente en ese espacio.
  • Un espacio en el sótano. Aquí se crearía lo que la mayoría de las personas entienden por una bodega en casa, jugando con la decoración para que el espacio sea similar a las bodegas clásicas de piedra.

Recibe las últimas noticias y promociones de ZONAWINE


Pin It on Pinterest